Loncheras cero basura

IMG_9101.JPG

Con miras a una vida “cero basura”, hay que poner atención en todos los rubros de la vida diaria. Hoy: la lonchera, sea escolar o laboral. ¿Podemos reducir la basura asociada a la preparación de las loncheras? Yo creo que sí. Aquí van algunas ideas: 

Comprar en grande y a granel

Comprar productos en envases grandes y mandar pequeñas porciones en tuperes  sellables y re-utilizables ahorra llenar los rellenos sanitarios de los empaques pequeños y sus tapitas que son difíciles de reciclar, incluso donde el proceso de reciclaje está ya muy refinado (es decir, NO aquí).

Ejemplo 1: el yogurt y la gelatina son ejemplos clásicos de ingredientes de lonchera muy derramables que suelen usarse en loncheras. Pero en lugar de producir mucha basura de botecitos pequeños podemos comprar un bote grande y un tuper que se lava y regresa a la escuela todas las veces que haga falta.

FOTO (¡es que hace años que no compro yogurts chiquitos y no encuentro donde tomarles foto!)

Además este esquema tiene 2 ventajas agregadas:

  • si el niño no se acaba lo que le mandaste, puede cerrar bien el tuper y regresarlo a casa sin hacer un batidero en su lonchera.
  • el bote grande de yogurt sirve como un tuper en la casa para guardar sobras de comida (mi congelador esta lleno de pequeñas porciones guardadas en botes de yogurt de 900g) y también sirve para comprar un litro de jugo de naranja y tras agujerear una tapa de yogurt con un cuchillo ¡te lo puedes tomar en la calle con tu popote de metal que traías en tu porta-cubiertos!

De la misma manera, traten de no comprar productos que vienen en pequeños empaques de plástico, porque esas membranitas de plástico finito son justo de los menos reciclajes. Y nada de la envoltura plástica que parece tan cómoda pero es imposible de re-usar, menos reciclar.

Ejemplo 2: en lugar de comprar muchos mini-amarantos con envolturas individuales, compren 1 más grande y pártanlo. Los que no van a la escuela se guardan en un tuper (más grande) sellado para que no se humedezcan y el que sale cada día se mete en un tupercito que va y viene y se lava seguido.

Bolsitas ziploc

Las bolsitas ziploc son muy cómodos pero al ritmo de un solo uso diario terminan sumando muchísimo plástico, y de ese que no puede reciclarse.

Si los usas para fruta fresca o semillas, se puede remplazar por un tuper pequeño.

Si es para el sandwich, puede ser en un tuper o puedes usar una bolsa de tela, 100% lavables a máquina que te servirá durante años (tutorial próximamente!).

IMG_6176.jpg

Para los días (y las personas) que insisten que necesitan una bolsa totalmente sellable también guardo todos los empaques de granola y nueces que vienen con ziploc incorporado para re-usarlos: FOTO Son también lavables, pero si el niño está de excursión y lo tira a la basura para no cargar cosas después de comer, no pasa nada.

Y finalmente, no hay que olvidar que las bolsas ziploc también son lavables y conozco muchas personas que hacen eso. Sin embargo, consideren que un tuper es más lavable (y perdura a través de más lavadas) que una ziploc.

Y desde luego: el agua en su botella o termo re-utilizable. Nosotros hemos estado divirtiéndonos mucho diseñando termos para regalar a nuestros amigos en sus cumpleaños:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: