Aguas grises

Las aguas grises son el volumen más grande de las aguas servidas y no están muy contaminadas. Nos referimos al agua usada en hogares que viene de fregaderos, lavamanos, regaderas y lavadoras que no está tan sucia y por lo tanto son una gran oportunidad de re-uso. Se distinguen del drenaje de los escusados que se llaman “aguas negras” y son más potencialmente peligrosas y contienen muchos más patógenos.

Las aguas grises contienen algunos contaminantes como jabón, detergente, champú, sudor, aceite, grasas, polvo, células muertas (como de la piel, pelo etc) y pueden ir también bacterias y patógenos. Pero en comparación con las aguas negras son muy pocos los patógenos.

El sistema de drenaje tradicional en la CDMX (y la mayor parte de las ciudades) ha tendido a juntar aguas grises, negras y agua de lluvia en un solo drenaje. En un principio histórico, cuando se empezó a llevar agua a las casas, este sistema resolvía suficientemente bien la problemática. Sin embargo, en las condiciones actuales en las que escasea el agua, y las lluvias provocan inundaciones porque se tapan los drenajes, parece un desperdicio mezclar con las aguas MUY sucias, aquellas que caen (bastante limpias) del cielo, y las no muy sucias de la casa.

Para más información sobre la captación de aguas pluviales vean el super trabajo que lleva Isla Urbana en la Ciudad de México.

Hay muchas maneras en las que se pueden re-aprovechar las aguas grises que queremos compartir con ustedes. Las opciones van desde la simple cubeta en la regadera hasta obras de ingeniería (sencilla pero laboriosa) para manejar mejor nuestros recursos.

Aquí cuatro estrategias para re-aprovechar el agua gris en tu casa a diferentes escalas:

  • cubeta en la regadera
  • re-aprovechar el agua de la lavadora
  • si tienes un espacio exterior, puedes poner un humedal para limpiar mejor el agua y poderla re-aprovechar de más maneras (¡¡estamos construyendo uno, así que les estaremos compartiendo esto muy pronto!!)
  • las trampas de grasas son muy útiles para poder aprovechar las aguas grises y en general para mantener en buen estado las tuberías porque las grasas y aceites, especialmente en el drenaje de la cocina, al enfriarse se solidifican y pueden tapar la tubería y causar muchos problemas en la casa y en el barrio.

La cantidad de aguas grises que se producen en una casa, depende del consumo de agua de los habitantes del hogar y sus costumbres en cuanto a consumo de agua.  Se calcula que varía entre 30-120 L por persona según el acceso a agua entubada y los hábitos de cada uno. Se estima en general que las aguas grises son un 75% del consumo total de aguas de la casa (siendo 25% el agua que se ocupa en escusados (cifras del informe de WECF, 2015).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: