Resiliencia

¿Qué significa resiliencia?

Para los estudiosos, la resiliencia se define como

“la capacidad de un sistema para absorber las perturbaciones y reorganizarse al mismo tiempo que experimenta un cambio para conservar esencialmente la misma función, estructura, identidad y re-alimentación, es decir, un sistema que pese a los cambios que pueda experimentar es capaz de adaptarse y subsistir”

Esto significa que ser resiliente es ser capaz de adaptarse y seguir adelante de una manera prácticamente igual de satisfactoria a pesar cambios externos. Y esto se puede referir a una persona, un colectivo o un sistema (como la red de agua y la red eléctrica).

Ejemplo de resiliencia: Captación de agua de lluvia

tlaloque instaladoPor ejemplo, el domicilio que recibe sólo agua de Cutzamala o de pozo, depende 100% de ese sistema. Cuando falla, se queda en crisis porque no tiene agua. En cambio, el que tiene mucha capacidad de cisterna Y TAMBIEN capta agua de lluvia, y la filtra, tiene la autonomía de adaptarse frente a situaciones de desabasto o contaminación de la fuente primaria.

En la imagen vemos el sistema doméstico para captación de agua pluvial diseñado por Isla Urbana. (Que por cierto, tiene un buen descuento para el Buen Fin. Si les envías)

Ejemplo de resiliencia: el escuseco

listo para usarseEl que solo tiene un escusado “convencional”, depende de tener agua potable para eliminar sus desechos fisiológicos. Más allá de la contaminación de los ríos y el desperdicio de agua potable que esto significa, también implica que cuando hay escasez de agua, no pueda funcionar de manera satisfactoria su hogar. En cambio contar con un escusado seco y/o un mingitorio permanente o de garrafón, significa que puede seguir su vida normal sin mayores consecuencias para la eliminación de desechos corporales.

Otras maneras de hacerse más resiliente

Ser resiliente, en muchos casos, significa conocer y usar sin problema, sistemas variados y alternos para el mismo fin. Ir familiarizándose con todas las alternativas es el primer paso en hacerse más resiliente.

Algunos ejemplos más son:

  • la copa menstrual
  • las toallas lavables
  • comprarle a productores locales en lugar de al supermercado
  • asistir a mercados de trueque
  • establecer comunidades y redes de intercambio
  • aprender a hacer cosas nuevas con ropa vieja
  • comprarle a costureras locales que hacen diseños propios o copian las prendas que más te gustan

Cada uno de estos ejemplos, además de contribuir a una sociedad más resiliente, tiene otros beneficios adicionales de promover la economía local, contaminar menos, requerir menos agua para su producción, reducir el volumen de desechos sólidos que produce la ciudad (por mencionar los beneficios agregados más evidentes).


Dora Napolitano y Juana Martínez Macedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: