“¡Hay mosquitas en mi lombricomposta!”

Una de las cosas más molestas de la lombricomposta pueden ser las mosquitas. Especialmente si la tienes en un interior. (Para saber cómo poner tu propia lombricomposta, pica aquí.)

Pero es facil de resolver.

Sobre las mosquitas de la fruta

Drosophila melanogaster
Imagen de André Karwath en Wikimedia

Las mosquitas de la fruta (Drosophila melanogaster) no son dañinas ni para tí ni para las lombrices ni tampoco para tu fruta entera. Solo quieren comer fruta en descomposición. En realidad son parte del ecosistema que ayuda a continuar el proceso de descomposición de la materia orgánica para que se cierre el ciclo y regrese la materia a componentes absorbibles por otros organismos.

Pero en casa, son molestas.

Estrategias para eliminar drosofilas

1) en tu cocina

  • revisa tu frutero y si hay piezas que ya se están poniendo feas, pásalas al bote de basura orgánica cuanto antes (antes que las mosquitas perciban el aroma)
  • cierra muy bien tu bote de basura orgánica para que las mosquitas no se puedan meter
  • si se te acumula mucha materia orgánica, considera la posibilidad de congelarla. Esto la retira del alcance (y percepción) de las mosquitas

Aunque cumplas todos estos puntos, no desaparecerán inmediatamente las mosquitas. Las que ya están en tu cocina, seguirán ahí, buscando fruta pudriéndose. Pero no dañan la fruta intacta, así que ten paciencia y rigor con las estrategias y se irán retirando.

Esta “trampa” de drosophilas la puse después de que se me juntaron muchas mosquitas porque se me echaron a perder varios cítricos en el frutero

Un truco: si quieres concentrar las mosquitas que andan volando para retirarlas más rápido, puedes poner cerca de su área de acción una botella de vinagre de cuello angosto con un poco de vinagre de manzana en el fondo. Déjala abierta. El olor (fermentado) del vinagre atrae mucho a las drosophilas que entran a la botella pero luego difícilmente vuelven a salir y muchas se ahogarán en el poquito vinagre del fondo de la botella.

Otra opción puede ser rociar un menjurje que tenga un olor que no les agrade a las mosquitas. Prairie Homestead usa esta receta que pueden leer en español aquí.

2) en tu composta

Si encuentras mosquitas en la lombricomposta sigue las siguientes acciones:

  • deja de alimentar a las lombrices por unos días
  • cubre la superficie con café (usado, claro 😉 )
  • agrega una capa nueva de material café: cartón y papel estraza bien trizado para cubrir toda la superficie (no hace falta mojarlos, se humedecerán dentro de la lombricomposta)

Estos materiales no le interesan nada a las mosquitas de la fruta.

Después de una semana, revisa la lombricomposta. Si ya no hay mosquitas, comienza a alimentar otra vez, pero en cantidades pequeñas. Si aun hay mosquitas, cubre cualquier acceso a la fruta en descomposición con café y papel de estraza y deja unos días más.

Revisa cada vez que pones comida en la composta: si ya está avanzada la descomposición de las piezas anteriores. Si aún hay mucha materia por comer, considera la posibilidad de congelar alguna parte de la comida. Además al congelar las sobras de la fruta y la verdura, se rompen las paredes celulares y les facilita la digestion a las lombrices.

Referencias para esta entrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: