Cómo hacer una lombricomposta en casa (o en la escuela)

Una lombricomposta es una manera muy sencilla de reducir nuestra contribución a los basureros municipales, al reciclar desechos de la comida y transformarlos en abono que podemos usar en el jardín o en macetas. Aunque abunden mitos que digan lo contrario, la lombricomposta es muy sencilla de cuidar, pueden tenerla en un interior (perfecto para un salón escolar o un departamento pequeño) y mientras cuiden lo que les den de comer, no debería haber ningún problema con los malos olores!

En este video pueden ver la diferencia entre la descomposición de un montón de hojas secas con lombrices (y otra fauna de la tierra) y sin esa fauna, solo con hongos.

La diferencia es asombrosa y la descomposición o creación de humus es mucho más veloz.

Las fotos de la lombricomposta a continuación son de una lombricomposta que preparé para el salón de mi hijo de 8 años, y por lo que me cuentan llevan un par de meses y les va muy bien.

COMO EMPEZAR:

Materiales:

Un pequeño basurero con tapa, comprado en el mercado sobre ruedas de mi barrio

IMG_8196

Dos cernidores de diferentes tamaños, que quepan dentro del basurero:

IMG_8197

  • Unas lombrices felices de una amiga con un excedente… Yo compré la mías en Cosechando Natural y me fui hasta Lechería a recogerlas. Fue toda una aventura llegar hasta allá, una buena oportunidad para conocer el tren suburbano. Pero también entregan a domicilio.
  • Papel marrón (papel kraft), yo guardo las bolsas de papel de la panadería
  • Desechos de verdura y fruta (LINK a Qué comen las lombrices)

Procedimiento

  1. Con un taladro hacer algunos agujeros en la parte superior del bote para que circule el aire. Las lombrices tienen que poder respirar. No se preocupen: ¡las lombrices no se van a escapar! No les gusta la luz y mientras tengan comida adentro no se les va a ocurrir salir.

IMG_8381

Al taladrar desde afuera hacia adentro, tengan cuidado de detener bien el bote, porque si no rueda. El calor de la fricción de la broca hace que se forme un borde de plástico hacia adentro. Esto lo pueden quitar con una lija o un cuchillo afilado.

2. Insertar el colador más pequeño en el bote. Este debe atorarse como a la mitad de la profundidad del bote: NO TOCANDO EL FONDO. En este caso tuve que rebajarlo para entrara hasta ahí. Con un cuchillo con filo le fui quitando unos 6-8mm todo alrededor de la parte superior. No quedó muy elegante, pero las lombrices no se quejan. Como le corté las manijitas que trae, le improvisé otras con alambre porque con el peso de desechos orgánicos y lombrices se va a poner pesado y esto facilitará sacarlo más adelante.

Si se va hacia el fondo, pueden pegar unos pedazos de madera o plástico (lo que tengan! recuerden pensar en lo que ya tengan y no buscar comprar nuevo) para que se atore el colador sin tocar el fondo.

3. Trizar unas bolsas de papel marrón (papel kraft) o cartón y ponerlo en el colador/cernidor, agregar unos POCOS desechos, un poco de peladura de zanahoria, lechuga por ejemplo ¡e introducir las lombrices!

Piensen que las lombrices se están mudando. Es estrenarse para ellas, como para nosotros, aunque podríamos decir que ellas se adaptan más rápido que los seres humanos. Pero cuando acaban de llegar, no las sobre-carguen de comida y denles unos días para adaptarse.

Si se detienen a observarlas, verán como las lombrices rápidamente se esconden en el papel y la comida para alejarse de la luz.

4. Pónganles la tapa y denles tiempo. Cada día agreguen un poquito de comida. En una casa familiar, las lombrices tardarán un tiempo en poder consumir todo el volumen de fruta y verdura fresca que producen. (Lo demás tendrá que ir por mientras a la basura orgánica municipal.)

5. COSECHA: Té de lombriz: al consumir su propio peso de fruta y verdura cada día, las lombrices hacen composta sólida y líquida. Este líquido, a veces llamado “té de lombriz”, es también fertilizante para las plantas, pero super concentrado. Para alimentar a tus plantas diluyelo 1:10 en agua. (Es decir una medida de té de lombriz por 10 medidas de agua.)

La idea de este diseño de lombricomposta, es que el té de lombriz se vaya al fondo y sea fácil de cosechar. Cuando tus lombrices estén ya establecidas, podrás retirar los coladores cada 2-3 días y decantar el té de lombriz en algún recipiente (como, por ejemplo, una botella de refresco, un envase de yogur de 900g, un frasco de vidrio) y está listo para diluir para cualquier planta o trasplante que vayas a hacer.

6. COSECHA: La composta sólida va quedando en los coladores. Cuando el más pequeño está lleno, pueden poner más grande encima y seguir agregando desechos de fruta y verdura de a poco y las lombrices solitas se subirán de nivel cuando ya no les apetece seguir abajo. La idea es que gradualmente queden menos y menos lombrices en la composta más terminada del nivel de abajo y estén todas arriba. Entonces puedes tomar esta composta y mezclarla con tierra negra, arena u otros sustratos según las necesidades de tus plantas. Probablemente tengas que retirar algunas lombrices que no se hayan pasado de colador, pero no es grave!

¿Qué comen las lombrices?

que si comen las lombrices NEGRO

¿Qué NO comen las lombrices?

que no comen las lombrices NEGRO

  • cítricos de ningún tipo
  • cebolla
  • ajo
  • productos animales (carne, huesos, lácteos) – las lombrices son veganas
  • peladura de papa (tiene demasiado almidón, les cuesta muchísimo tiempo consumirlas, y yo cuando pelo papas, pelo un montón!)
  • plantas del jardín (aunque muchas no les harían daño, si no sabemos, mejor evitarlo. Yo provoqué una muerte masiva en una ocasión al darles una planta que les cayó muy mal)

A decir verdad, no hay que ser demasiado obsesivos. Si algún miembro de la familia se equivoca un día y mete alguna de estas cosas en pequeña cantidad a la lombricomposta, no pasará nada. Pero si uno lo hace en grandes cantidades o con frecuencia, las lombrices no vivirán felices… y lo peor es que tu bote empezará a producir olores desagradables.

Dónde poner la lombricomposta

Las lombrices prefieren una temperatura más o menos estable pero son muy adaptables. En el clima cálido de la Ciudad de México pueden tranquilamente estar al exterior. Yo prefiero no tenerlas al sol directo, pero las he visto viviendo bien en azoteas donde les da el pleno sol del día, la lluvia, y el frío de la noche.  Si las dejan al sol directo puede que les tengan que echar agua en temporada de secas porque sino se reseca su medio. No les gusta ni muy húmedo, ni muy seco.

Pero en climas más fríos en los que he vivido, como en el norte de Europa, donde las temperaturas de invierno las mataría, hemos tenido la lombricomposta en la cocina, en una esquina de la mesa, como entre dos miembros de la familia a la hora de comer. Esta es la prueba que no huele mal, porque mi familia es muy sensible a los malos olores y nunca se quejaron!!

Tres ventajas de una lombricomposta

  1. Mandas menos basura orgánica a los centros de almacenaje de la ciudad (y quién sabe qué hacen ahí con los desechos, seguro no los compostan)
  2. Estás guardando para ti y tus plantitas todos los valiosos nutrientes de las cascaras de plátano, mango, piña, zanahoria, pepino, centros de manzana etc etc!
  3. Siempre tendrás fertilizante en casa para tus plantas.

 

Si no tienes lugar para una lombricomposta, hay otras alternativas para que tus plantas se beneficien de tus desechos orgánicos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑