El impacto de la moda (2): Algodón

Como un ejemplo de los daños socio-ambientales de la industria textil, vamos a seguir la huella del algodón.

bola de algodón

Quizá resulte sorprendente que incluso algunas fibras naturales pueden ser muy dañinas para el medio ambiente por la manera en la que se producen a gran escala.

Elegimos el algodón para este ejemplo porque representa el 40% de todos los textiles que se manufacturan y en su totalidad la industria es el sustento de unos 250 millones personas.

El algodón:

AGUA

El algodón “normal” (es decir el que no viene con marca “orgánica”) se cultiva casi exclusivamente en zonas de mucho calor pero requiere muchísima agua. En algunos lugares de la India el riego ineficiente significa que se consumen hasta 20,000L de agua para producir 1kg de algodón. Al mismo tiempo 100 millones de personas en el India no tienen acceso a agua potable. En lugares donde se considera más eficiente el riego, de todas maneras se requieren 10,000L de agua para producir 1kg de algodón (1 kg, equivale a unos jeans y una playera). En Uzbekistan el riego de los cultivos del algodón ha contribuido a la desaparición del Mar Aral (Fuentes: aquí y aquí).

https://www.journalofnomads.com/aral-sea-ship-graveyard/
Cultivo de algodón en Uzbekistan, regado con aguas que deberían alimentar el Mar Aral

El World Resources Institute ha creado una herramienta para ver la distribución de muchos cultivos y su relación con el estrés hídrico. Aquí pueden ver que casi todos los cultivos de algodón están en zonas alto estrés hídrico.

AGRO-QUIMICOS y DERECHOS DE TRABAJADORES

El 99.3% del algodón se cultiva con fertilizantes, pesticidas y semillas genéticamente modificadas, lo que contribuye a una reducción de la biodiversidad local y también la contaminación de otras fuentes superficiales y subterráneas de agua. El cultivo del algodón por si solo representa el 10% de los pesticidas y el 25% de los insecticidas aplicados en todos los cultivos del mundo.

Además prácticamente toda la producción de algodón se lleva a cabo en países donde las condiciones de trabajo, salud y seguridad son muy precarias así que está frecuentemente asociada a violaciones de derechos fundamentales. Un ejemplo es nuevamente Uzbekistan, que es el 6to productor de algodón a nivel internacional, donde, a pesar de presiones internacionales, miles de personas siguen siendo obligadas a trabajar en la cosecha de algodón contra su voluntad, incluso niños (Informe de Amnistía Internacional sobre Uzbekistan 2017/18). La mayor parte de las comunidades que producen el algodón viven de un día para otro, al limite de la subsistencia.

TRANSFORMACION

Luego de esa cosecha, la fibra tiene que ser procesada. Primero va a las desmotadoras para la separación de la fibra de las semillas. Este proceso es más eficiente que hacerlo a mano, pero también se hace a mano en algunas localidades. De ahí va ser hilado y luego tejido.

janko-ferlic-150572-unsplash
Foto de Janko Ferlič en Unsplash

De ahí tiene que ser teñido o estampado, según el objetivo final de la tela. Esta es una fase particularmente contaminante. Los ríos en la cercanía de las fabricas de tejido y teñido están muy contaminados con sustancias químicas persistentes y tóxicas y la gente local ya no puede vivir de la pesca, porque no encuentran pescados (Informes de Greenpeace sobre Indonesia, China y México).

Screen Shot 2018-03-20 at 5.32.11 PM
Los colorantes se ven a simple vista en los ríos. Fuente: Riverblue (documental 2016)

La producción de la mezclilla es particularmente dañina porque los colorantes y fijadores son tóxicos y luego el proceso de despintarlos para que se vean “viejos” es aun más dañino y conlleva problemas de salud en los trabajadores (Fuente: Riverblue). Algunas de las sustancias que se usan para procesar la tela y la prenda, resulta que perduran en la prenda cuando llega a la venta, y se dispersan por todo el mundo cuando estas son lavadas.

Luego en las fabricas maquiladores de corte y confección, donde se han reportado muchos casos de abusos de los derechos de las trabajadoras (predominan las mujeres) como el notorio caso en abril de 2013 del colapso de la fabrica de Rana Plaza, en Dhaka, Bangladesh, que causó la muerte de 1129 trabajadores y 2515 heridos. Fue un mobil para la campaña en pro de los derechos de los trabajadores de la industria textil.

Existen organizaciones como Better Cotton Initiative y Connect Cotton que se dedican a apoyar a las comunidades en mejorar las técnicas de cultivo y hacer más transparentes todos los pasos de la cadena de producción del algodón. Pero actualmente solo un 12% de la production de algodón mundial se consider sostenible. Y muchas otras organizaciones como Greenpeace, Fashion Revolution y Sustain your style presionan a las (muchas) corporaciones involucradas en la industria de la moda para que se hagan más responsables de los daños que se esconden en la cadena de producción.

El algodón es solo un ejemplo: en la pagina de Fibers Eco Review pueden revisar el impacto del cultivo de cada una de las fibras.  Hay muchas menos dañinas que el algodón que vienen como “recomendadas”: el lino y el cáñamo requieren mucho menos agua, energía y pesticidas, y pueden crecer en tierras pobres, e incluso mejorarlas.

También parte de la serie Impacto de la moda:

Qué podemos hacer desde casa: lava menos y otros ahorros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: