Haz tu propio yogurt

Dení Rayn Villalba

Debido a que los bacilos utilizados en la producción del yogurt degradan la lactosa transformándola en ácido láctico, éste derivado de los lácteos es el que más beneficios aporta y menos problemas de intolerancia causa. Además, los lactobacilos o bacterias lácticas optimizan el funcionamiento del sistema digestivo. (Más sobre las intolerancias a la leche, aquí.)

3 Yogur listo

Hacer tu propio yogur en casa es en realidad algo muy sencillo, simplemente hay que acostumbrarse a cuidar las bacterias amigas. Esta receta te garantiza los ingredientes porque tu los escoges, pero además te provee de flora benéfica con cada cucharada. Es particularmente recomendable después de periodos de antibióticos, que tienden a matar la flora intestinal (y no distinguen entre flora maléfica y benéfica).

¿Qué necesitas?

Ingredientes

  • Búlgaros o kefir de leche
  • 250 ml de leche entera, de preferencia orgánica

Utiles de cocina

  • Un frasco de vidrio
  • Un colador de plástico
  • Una cuchara de madera

Los búlgaros no deben estar en contacto con metal

Instrucciones

Los bulgaros deben estar en un frasco de vidrio. Sirve suficiente leche para cubrir los búlgaros, tápalos con un trapo de cocina, servilleta de tela o manta de cielo y asegura con un liga para que no se contaminen.

2 frasco con manta

Ponlos en un lugar obscuro y seco (la alacena por ejemplo).

Dejalos por lo menos un par de días (o más para una consistencia más espesa).

Después de 2 (o más ) días, cuela en un colador de plástico y remueve con la cuchara de madera.

1 Los bulgaros

Tu yogur es el líquido que pasó por el colador. Lo puedes almacenar en uno o varios frascos y guárdalo en el refri. Te dura 3-4 días (máximo).

Yogur en la ventana

El continuo cuidado de los búlgaros

Cuando ya colaste el yogur, recupera los búlgaros para otra vuelta.

Lava el frasco perfectamente para que no quede residuo de detergente.

Regresa los búlgaros al frasco con la cuchara de madera, cubrelos con suficiente leche y tapa el frasco con una tela limpia.

Repite el proceso.

Si vas a salir de viaje o por cualquier motivo no quieres tener que colar y rellenar, guardalos en el refrigerador para hacer más lento el proceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: