Hotel de insectos

Nuestra intervención constante en el medio ambiente hace que con frecuencia percibamos plagas, (es decir exceso de población de algún bicho nocivo para nuestra plantita) porque en esos metros de jardín/balcón no han llegado los insectos que se comen el insecto que se está comiendo la plantita. En la ciudad hay tantos componentes nocivos, que quizá la población de depredadores de ese bicho están muy debilitadas. Por eso, nosotros les podemos ayudar:

Screen Shot 2018-09-25 at 8.59.51 AM
Hotel de insectos en Alemania (Foto de Thomas Guffler)

Los bichoteles son un gran recurso para atraer todo tipo de insectos a nuestros pequeños espacios verdes. Las zonas urbanas llenas de cemento y sin siquiera hojas secas para anidar y refugiarse son condiciones muy inhóspitas para muchos de los insectos benéficos que quisiéramos atraer a nuestros jardines.

En cambio, cuando pueden llegar y quedarse variedad de insectos en tu hotelito, hay más probabilidad de que se llegue a un equilibrio natural: es decir, habrá los insectos que se alimentan de nuestras plantas, pero habrá también de los que se alimentan de ellos, de manera que no llegará a haber plagas.

Los bichoteles son abrigo para moscas diversas (algunas comen pulgones y otras plagas), avispas (no les tengas miedo, se comen a las orugas que se comen tus plantitas), catarinas (buenísimas para comerse los pulgones) y abejorros solitarios (polinizadores por excelencia). En muchos casos son las larvas de estos insectos los que nos ayudan más, así que hay que aprender a reconocerlos también. Más información sobre insectos benéficos aquí y aquí.

El bichotel no servirá de abrigo para las abejas que viven en colonias grandes. Para ellas, podemos plantar jardines de polinizadores, que las alimentarán sin que tengan que viajar tan lejos en busca de comida.

Pueden buscar en internet para ver los miles de modelos de “bichoteles” y hoteles de insectos que se han hecho. Aquí les daremos algunas pautas básicas para tener en cuenta:

Que se necesita para un bichotel

  • Los hoteles vienen de todos tamaños. Hay unos muy grandes y vistosos, pero también puedes hacer uno (o varios) pequeños para poner en un balcón o un patio interior. De hecho quizá sea mejor hacer varios hoteles pequeños que un “super condominio” para los insectos, porque algunos entomólogos han observado que juntar a muchos insectos promueve el parasitismo entre ellos, y los abejorros solitarios suelen ser las primeras víctimas (ref). Las piñas de pino también están contraindicadas (aunque se ven en muchos hoteles de insectos en internet). dos and don'ts insect hotels.png
  • Usa materiales naturales: los ladrillos rojos están bien para sostener niveles sucesivos, y soportes de metal también, si los tienes. Pero el plástico no es muy atractivo para los insectos que queremos atraer, además suele retener humedad y condensación que promueve el desarrollo de hongos, así que no debemos usar plástico. Por ejemplo, aunque parezca la forma correcta, un popote de plástico no es equivalente a un bambú o carrizo hueco. La madera es un material perfecto, pero si tienes para escoger, prefiere siempre la no tratada. La madera tratada tiene productos diseñados justamente para ahuyentar a los insectos.
  • Un techo para que no se llene de agua en temporada de lluvias (MUY IMPORTANTE). Si la casita va contra un muro no necesita fondo, pero si estará colgada de un árbol o sobre un poste, requiere un fondo, si no los agujeros terminan siendo como túneles de viento.
  • La ubicación es importante también: los invitados necesitan sol para asegurar que no proliferen los hongos en sus larvas. Orienta el hotelito al sur y al sur-este dentro de lo posible, en una ubicación con el mayor numero de horas de sol incluso en invierno.
  • ¡Usa lo que tienes! De preferencia trabaja con materiales de re-uso, no salgas a comprar piezas nuevas, puedes juntar palitos en el parque, sobrantes de bambú donde veas que están podando, guarda madera de trabajos que se hagan en tu casa (o la del vecino o el primo), o acércate a los podadores municipales y pídeles guardar algunas ramitas en tu cubeta. No necesitas mucho de cada material. Pero ojo que no esté tratado con solventes. Si tu techo es de madera puedes protegerlo de la lluvia con un barniz o pintura base agua (los solventes ahuyentarán a tus inquilinos).
Hotel_madera_incubadora,_frente,_Centro_de_Educación_Ambiental_de_El_Retiro,_Madrid,_2015
Hotel de insectos en el Retiro, Madrid, España (foto de Benjamín Núñez González)
  • Al hacer agujeros con taladro, tomate el tiempo de revisar que estén bien lijados los muros interiores, no vaya a ser que las astillas dañen las alas de los abejorros
  • Ponles alimento cerca: si cerca de tu bichotel pones también unas plantitas polinizadoras, atraerás más de los insectos que buscas. También trata de dejar algún sector de tu jardín (aunque sea una sola maceta en tu balcón) que crezca lo que quiera, en estado “silvestre”, porque muchas de esas plantitas también atraen y dan refugio a nuestros insectos amigos.
  • Según cómo sea tu hotelito, incluso puedes sembrar plantitas en la parte de encima.
Aquí varias imágenes de internet para inspirarte a hacer tu(s) hotelito(s) casero con los materiales que tengas:

Más enlaces sobre los hoteles de insectos:

  • Wikipedia
  • Unos tutoriales en inglés pero bien sencillos aquí y aquí (estoy juntando piezas para hacer uno, y tomar las fotos para uno 100% chilango)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: