Un escu-seco en la Ciudad de México

¿Qué es un “baño seco”?

Se le dice “baño seco” a un escusado al que no le tienes que echar agua. Como no es, en realidad un “baño”, preferimos decir “escu-seco”.

En vista de los estimados 40 millones de litros (cálculo conservador) de agua potable que se ocupan diario para jalar escusados en la Ciudad de México, el escu-seco es algo a considerar para cualquiera que quiera cuidar el agua.

Aquí algunos ejemplos. En respuesta a la gran preocupación de quienes no conocen los baños secos: ¡¡Ninguno de estos tres olía!!

¿Cómo funciona un escu-seco?

Hay diferentes tipos de escu-secos.

En las fotos arriba, los dos de la izquierda son sin separación de líquidos y con cubeta; el de la derecha sí usa separación de líquidos y tiene una cámara bajo piso. En todos los casos de lo que se trata es de recuperar la materia fecal y la orina para re utilizarlos como abono.

Para instalación en un departamento ya terminado, lo más sencillo es instalar un escusado en cubeta, con o sin separación de líquidos, según tus facilidades. Los de cubeta incluso se pueden instalar de manera temporal para pasar un periodo de desabasto de agua, o para un evento.

Escu-seco sin separación de líquidos y sólidos

Toda la materia de desperdicio del cuerpo humano se recoge en un solo recipiente (puede ser cubeta o cámara bajo piso). Después de ir al baño, hay que cubrir la deposición con una mezcla de aserrín fino (se compra en madererías) y ceniza (se puede recoger en pollerías a la leña, por ejemplo las cadenas de Pollos Río y Pollos Arboleda). Es importante que quede completamente cubierto el excremento y absorbido el pipí para que no huela, ni atraiga moscas.

IMG_0945

Yo preparo una mezcla de aserrín y ceniza en un bote que queda en el baño con una jícara, para que los usuarios solo tengan que vaciar un tanto.

Además se pueden echar en este escu-seco el papel de baño, hojas secas y otra materia orgánica seca.

Lo más importante es mantenerlo seco, es decir agregarle suficiente aserrín y ceniza, para absorber los líquidos.

Las ventajas del escu-seco sin separación es que lo puedes instalar con toda facilidad en cualquier lado, para una fiesta/evento, para pasar un periodo sin abastecimiento agua, o como medida permanente en un lugar donde escasea el agua pero ya no puedes intervenir el piso.

La desventaja puede ser que si lo usa mucha gente se llene muy rápido. Pero es una desventaja relativa porque simplemente tienes que cambiar la cubeta y continuar con el mismo uso. (Para que se llene menos rápido, puedes combinarla con un mingitorio exclusivo.)

Para saber qué hacer con las cubetas, ve abajo el apartado ¿Pero qué pasa con toda la materia?

Si quieres adquirir un escu-seco de cubeta, en realidad lo que compras es la caja en la que te sientas, y la cubeta que va adentro. Actualmente el modelo de cubeta sin separación está disponible en madera de Es Fácil Ser Verde, pero próximamente habrá también producción de cajas de cerámica blanca. (Más modelos al final del texto.)

Escu-seco con separación de líquidos y sólidos

Si tienes oportunidad de construir un espacio nuevo, lo ideal es diseñar tu baño para que se puedan separar los líquidos de los sólidos de tu escu-seco y con una cámara bajo piso. La descomposición es más sencilla cuando la materia está separada.

IMG_4921El escu-seco con separación funciona de manera muy parecida al anterior. Solo tienes que cuidar que el pipí se vaya por el hoyo pequeño y la popó y el papel de baño al grande. Terminando de usarlo, echas al hoyo grande la mezcla de aserrín y ceniza.

Debajo del piso hay una cámara para recibir la materia fecal, y una tubería que desvía el pipí a un punto de recolección.

Existen también modelos de separación con cubeta, dónde hay que diseñar el punto de almacenaje del pipí fuera de la cubeta.

Ambos deben pasar por procesos de descomposición para re-utilizarse como abono.

¿Pero qué pasa con toda la materia?

En cualquier baño seco, la materia debe pasar un periodo de compostaje, que puede ser hasta de un año.

En los modelos con cubeta, esto puede llevarse acabo incluso dentro de la cubeta, simplemente reemplazando la que esté 3/4 llena por una nueva. La cubeta llena se estaciona en un punto a temperatura ambiente (puede ser una azotea) fuera del sol directo. Si tienes lombrices, le puedes echar unas.

Las cámaras deben ser vaciadas con menos frecuencia por ser de mayor tamaño.

Si tienes un terreno más amplio, puedes determinar que alguna esquina fuera del camino se vuelva “popostero” y ahí hacer el proceso de composteo. Si tienes la oportunidad de visitar un popostero (en la ciudad, por ejemplo en el Huerto Tlatelolco) te sorprenderá, pues no huelen ni a pipí ni a popó: simplemente huelen a tierra.

¿Dónde lo compro?

Puedes obtener un baño seco para el periodo del corte al suministro (o para seguirlo usando siempre, pues nunca sobra el agua en esta cuenca) en Es Facil Ser Verde. Tienen opciones con separación y sin separación con cubeta o con cámara subterránea.


Puede interesarte también:

Cómo instalé un escu-seco en mi casa (próximamente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: