Cómo limpiar el lavaplatos

Para una familia numerosa, un lavavajillas o lavaplatos es una buena opción para ahorrar agua (y tiempo!!) en la lavada de platos. Esto es particularmente cierto si compras un máquina nueva, porque tienen estipulaciones mucho más rigurosas.

Revisa que esté calificado por Energy Star, que certifica a los productos más energéticamente eficientes de su tipo pero también con ahorros en recursos como el agua.

Ahora, queremos no sólo ahorrar agua y energía, sino también contaminar lo mínimo y tener los platos limpios. Para lograrlo todo hay varias cosas que tener en cuenta:

  • el mantenimiento del aparato o cómo limpiarlo (a continuación) porque si no empieza a decaer su rendimiento
  • qué detergente usar para que no sea muy tóxico cuando el drenaje cae a aguas superficiales. En la CDMX nos referimos concretamente al río Tula, porque TODAS nuestras aguas negras, grises y la lluvia se van todas juntas, directo al río prácticamente sin tratamiento. (Estamos preparando una publicación sobre las alternativas de jabón de lavaplatos disponibles actualmente en la Ciudad de México.)

Cómo limpiar el lavaplatos sin tóxicos

Para que la vida fluya bien con un lavaplatos, de vez en cuando hay que limpiar la máquina. Aunque esté diseñada para “limpiar”, ella misma necesita ser limpiada de una parte de la mugre que le quita a la vajilla y los cubiertos. Normalmente hay que hacerlo cada 3-6 meses, más si vives en una zona con agua dura. Desde luego, queremos hacerlo sin agregar tóxicos al sistema de drenaje.

Y como casi siempre: el vinagre y el bicarbonato son nuestros aliados.

Primero asegúrate que esté vacío tu lavaplatos.

Retira la canasta de abajo y revisa el fondo de tu lavaplatos:

En esta foto se alcanzan a apreciar varios pedazos de comida atascados en el primer filtro de la máquina además de manchas en el acabado interior (del sarro).
Aquí un ejemplo de la pedacería que recogí en la limpieza de marzo 2019 (incluye cáscaras de huevo, pedazos de plástico y otras cosas no identificables).

Este es buen momento para comentar que es buena idea raspar bien los platos y dejar las sobre en la basura orgánica (o tu composta) antes de meterlos al lavaplatos. Si tienen comida pegada y seca, conviene dejarlas remojar.

Ya revisado el fondo del lavaplatos, pon un recipiente de vidrio u otro material apto para lavavajillas en la rejilla de arriba con 1 taza de vinagre blanco adentro.

Una taza de vinagre en una jarra pyrex

Inicia la máquina con el ciclo de mayor calor (normalmente soy partidaria del ciclo “ecológico” que ahorra energía y agua, pero para la limpieza profunda no va). Pero para fines de la limpieza, no hace falta ponerle ciclo de secado.

Cuando acabe este ciclo, la taza estará llena de agua en lugar de vinagre. (Huélelo para creerlo. Yo no lo creía, pero es así.) Vacíala (riega las plantas, jala el escusado).

Ahora rocía una taza de bicarbonato de sodio por todo el interior de la máquina e inicia otro ciclo de lavado caliente, vacío y sin secado.

Ya acabó la limpieza.

Me dará mucho gusto saber como les fue a quienes siguieron estas recomendaciones en los comentarios. ⤵

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: